Motor Clean : La puissance de l'hydrogène
¡La solución para los motores sucios! La descarbonización interna del motor con hidrógeno Fabricación francesa
PARTICULARES

¿Cómo limpiar
el motor?

Encuentre a los profesionales
que utilizan la estación MOTOR CLEAN®
en su zona
LISTA DE LOS PUNTOS DE VENTA
PROFESIONALES
Espacio
PRO
¿Es usted un profesional automotriz y desea ofrecer a sus clientes la descarbonización MOTOR CLEAN®?
CONVIÉRTASE EN UN SOCIO
MOTOR CLEAN

¿Cómo descarbonizar
el motor?

Cuando usa su vehículo, restos de oxidación negruzcos (carbonilla) se depositan en lugares estratégicos del motor y del caño de escape.

La suciedad del motor se debe esencialmente a las condiciones de circulación actuales, con arranques frecuentes y limitaciones de velocidad, a la calidad de los combustibles, a las nuevas exigencias de normas antipolución y a la conducción a bajas revoluciones para limitar el consumo de combustible.

Los síntomas de un motor sucio son, con mayor frecuencia, la pérdida de potencia, una desaceleración irregular, humo excesivo, sobreconsumo, encendido intempestivo del testigo de gestión del motor y silbidos al acelerar.
Si se encuentra con ese tipo de problemas, opte por la descarbonización, preserve así su motor y logre ahorrar en el mantenimiento y el consumo.

Tras años de desarrollo, ahora puede escoger la tecnología más avanzada y económica del momento y optar por la descarbonización interna de su motor, gracias a nuestra estación de descarbonización con hidrógeno "MOTOR CLEAN". De esa forma, su motor podrá recobrar su funcionamiento y prestaciones originales.
Certificaciones internacionales:
Certificaciones internacionales

Sistema antipolución defectuoso

La descarbonización del motor permite evitar

La descarbonización con hidrógeno

La descarbonización del motor permite la limpieza de los motores sucios por el mal uso de nuestros vehículos, especialmente a causa de las limitaciones de velocidad, del precio y de la calidad del combustible. El ordenador a bordo suele detectar a la suciedad como anomalía de polución o sistema antipolución defectuoso. La suciedad también puede manifestarse por la generación de un humo excesivo al arrancar o al acelerar, que se traduce generalmente en una pérdida de potencia, un consumo excesivo e incluso, en el funcionamiento de su vehículo con tolerancia de fallas menores (régimen de motor limitado a 3000 r. p. m.). La carbonilla, también llamada carbono (residuo que se obtiene tras una mala combustión de un combustible), se forma en lugares estratégicos que impiden el buen funcionamiento del motor. Los elementos más afectados son generalmente la válvula EGR, el filtro de partículas (FAP), el turbo, los inyectores y las válvulas, es decir, elementos esenciales para el buen funcionamiento del motor. La descarbonización hará más fácil superar el control técnico en lo relativo a la polución, permitirá una reducción del consumo de hasta el 10 %, así como la recuperación del par (aceleración) y prolongará la vida útil de su motor, lo que evita la necesidad de reparaciones costosas.